Cada paciente con S-ICD es diferente, por lo que es difícil determinar con exactitud cuál será el tiempo de recuperación. En general, podrá volver a casa un día después de la intervención de implante. La recuperación total de la intervención suele durar entre cuatro y seis semanas.
Su médico le proporcionará instrucciones completas que debe seguir una vez se complete la intervención. Consulte siempre a su médico para que le proporcione información específica o hágale las preguntas adicionales que pueda tener. También recibirá una tarjeta de identificación del paciente, que alerta a los profesionales médicos y de seguridad de que tiene un dispositivo médico implantado.  

Cronología de recuperación

Aunque las distintas personas se recuperan a ritmos diferentes, la siguiente cronología puede ofrecerle una idea de lo que puede esperar y cuándo:


Día del implante

  • Recibirá un tratamiento con antibióticos antes y después de la intervención de implantación para minimizar el riesgo de infección. Asegúrese de tomarse el tratamiento de antibióticos completo, aunque se sienta mejor.


Un día después

  • La herida puede estar amoratada y doler, especialmente durante uno o dos días, por lo que debe tomar analgésicos según sea necesario, pero sin superar la dosis diaria recomendada. 

  • Comunique al personal de enfermería el dolor que experimenta


Una semana después

  • Mantenga la herida limpia y seca hasta que haya cicatrizado por completo.

  • Puede darse un baño o una ducha después de los tres o cuatro primeros días. Su enfermero puede ofrecerle un vendaje de protección para que pueda bañarse sin que se moje la herida. 

  • Notifique al personal de enfermería los problemas que pueda tener con la herida.


Un mes después

  • Pocas semanas después de que se le haya implantado el sistema S-ICD, tendrá una primera cita con su médico para asegurarse de que la incisión está cicatrizando bien y que el dispositivo funciona correctamente. Después se le puede hacer un seguimiento mediante visitas periódicas a su médico cada tres o seis meses.

¿Qué puede esperar durante la recuperación?

Cuándo

Primeras dos semanas
después de la intervención

Cuidados y restricciones

(asegúrese de seguir las instrucciones de su médico).

• Intente evitar movimientos del brazo que puedan generar presión
en la herida

• Evite el ejercicio
(aunque no es necesario que permanezca sentado o tumbado)

• Evite levantar objetos pesados
(esto ralentizará la cicatrización y aumentará el riesgo de infección)

Primeras cuatro a seis semanas
después de la intervención

• Cuando la herida cicatrice, podrá moverse con libertad

• Aumente el nivel de ejercicio lentamente

• Evite los deportes de contacto (por ejemplo, fútbol o rugby). Si desea conducir, consulte si existen restricciones al respecto

• Hable con su médico antes de realizar un viaje largo

• Una vez que se haya recuperado de la intervención para el implante, su vida cotidiana habitual no debería cambiar mucho.

Regularmente

• Incluso aunque el hospital le haya proporcionado un sistema de seguimiento remoto de pacientes, es posible que su médico programe visitas regulares cada tres o seis meses para ver cómo le va y revisar el S-ICD. Durante estas visitas de seguimiento, su médico puede ajustar los parámetros del S-ICD mediante un programador inalámbrico.

• Si el S-ICD proporciona el tratamiento (una descarga eléctrica), debe notificarlo a su médico. A algunas personas el tratamiento les puede resultar doloroso o incómodo. Aunque puede ser alarmante, significa que el S-ICD puede haber detectado un ritmo cardiaco rápido peligroso y ha proporcionado el tratamiento de desfibrilación que necesitaba para restablecer el sistema eléctrico de su corazón.

Busque un médico.

Utilice la herramienta de búsqueda de hospitales para encontrar centros de seguimiento de S-ICD y médicos con formación en la tecnología S-ICD.

Conozca la opinión de pacientes con S-ICD.

Conozca a pacientes reales con S-ICD y sus historias y viajes personales.

Arriba